Ministerio Divina Misericordia

En Cracovia, Polonia se inicia la Devoción

Sor Faustina Kowalska, Apóstol de la Misericordia

Elena Kowalska, nació en Glogowiec en 1905, cerca de Cracovia, Polonia.  Pocas semanas antes de cumplir 22 años, ingresó a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Misericordia, adoptando el nombre María Faustina.  En 1928 tomó los votos definitivos como monja.

El 22 de Febrero de 1931, tuvo una visión de Jesús en el pueblo de Plock, Polonia.  Y a partir de ese momento tuvo una serie de revelaciones que escribió en su diario de más de 600 páginas.  En este diario ella da cuenta de cómo Jesús mismo le dictó como debía ser todo lo relacionado con la devoción de la Divina Misericordia: la Novena, la Hora de la Misericordia, la Coronilla y la Festividad, la cual debe realizarse el primer domingo después de la Pascua.

Durante casi 20 años, estuvo prohibida la devoción a la Divina Misericordia, pero desde el 15 de abril de 1978, la Santa Sede permitió la práctica de esta devoción.

Sor Faustina falleció de tuberculosis el 5 de octubre de 1938 a los 33 años de edad.  Murió en pleno anonimato para el mundo; sus restos mortales yacen en la capilla del convento bajo la milagrosa imagen de la Divina Misericordia; sin embargo, 10 después de su muerte, su nombre, su fotografía, y el mensaje que el Señor le encomendó, se han difundido por el mundo.

Un tiempo antes de su muerte, Sor Faustina profetizó:

“Se bien, que mi misión no se terminará con la muerte, al contrario empezará -¡Oh almas que vivís en la duda ¡ Os voy a descorrer un poco la cortina del cielo, para convenceros de la bondad de Dios, y para que no hieras más con vuestras incertidumbres, al Sacratísimo Corazón de Jesús. Dios es Amor y Misericordia”. (Diario p.123/281).

Esta humilde servidora de Jesús Misericordia fue beatificada el 18 de abril de 1993 y canonizada el 30 de abril del 2000 por San Juan Pablo II, quien también fue un gran devoto de la Divina Misericordia.

 

Turrialba es llamada por la Divina Misericordia

Abril de 1990, es una fecha que debemos tener en nuestra memoria, porque fue el año en que un grupo de siete señoras de la Parroquia de San Buenaventura de Turrialba, de Cartago, se propusieron hacer realidad la petición hecha por Jesús a Sor Faustina, en relación con la celebración de la gran Fiesta de la Divina Misericordia, con el  siguiente propósito:  “Traer todas las almas devotas y fieles y sumergirlas en el océano de Mi Misericordia”.  Las señoras que inicialmente hicieron realidad este llamado son: Laura Coto Royo (Q.D.g.), Ana María Royo Solano (Q.D.g.), Felicia Carazo, Angela Paniagua Ulloa, Inés Fuentes Brenes, Carmen  Sáenz Coto y Xennia Montero Fonseca.

Es así desde 1990 a la fecha, 27 años después esta celebración ha ido creciendo en su devoción al grado que cada año son más de 1.000 personas las que se reúnen en el Templo para celebrar la gran Fiesta a Jesús de la Misericordia.

El domingo de la festividad y al irse incrementando la devoción de la Coronilla, se han transformado vidas y se han obrado abundantes gracias, promesas y bendiciones en los devotos de Turrialba.

Tres años después de iniciarse la celebración en la Parroquia de San Buenaventura de Turrialba, comenzó a expandirse la semillita, y por primera vez, se realizó fuera de Turrialba; en Juan Viñas del cantón Jiménez, posteriormente la celebración se ha propagado a los distritos turrialbeños de LaSuiza, Pavones, Santa Cruz, Santa Rosa, Santa Teresita y La Isabel.

Durante los primeros 19 años, la misión principal fue la celebración de la Fiesta a la Divina Misericordia en la Parroquia, con la ayuda de un grupo de devotos. No obstante desde el 2009 pertenecemos a la Parroquia como Ministerio de la Divina Misericordia.

Actualmente el ministerio está conformado por 15 personas.

Otra gran bendición para todos los devotos de la Divina Misericordia fue la Entronización de la Imagen de Jesús de la Misericordia y la entrega, de la Llama del Amor Misericordioso, bendecida por San Juan Pablo II por parte de la Asociación del Apostolado de Divina Misericordia de Costa Rica.  Este acontecimiento se realizó el 14 de febrero de 2015 en la Parroquia.

 

Espiritualidad del Ministerio

Nuestra espiritualidad está centrada en las peticiones que Jesús hizo a la Sor Faustina Kowalska, por ello llevamos el mensaje de amor y misericordia a los corazones sedientos del Señor.  Lo anterior lo llevamos a cabo mediante la organización de la celebración de la fiesta; la realización de la Hora Santa, una vez al mes, con el propósito de llevar a las almas a los pies de Jesús Sacramentado a adorarle, glorificarle, bendecirle, alabarle y darle gracias.

Desde el 2016 “Año Jubilar de la Misericordia” iniciamos una labor de evangelización llevando el mensaje de su misericordia a Ermitas, Salones Comunales, al Hospital William Allen de Turrialba, a hogares de diferentes barrios del cantón.

Durante la Novena, previo a la celebración de la fiesta, se visitan los lugares en donde desean conocer más acerca de la devoción y dos veces al mes, durante el año se lleva a todo aquel que esté deseoso de conocer del Señor.

A la fecha el mensaje de Jesús de la Divina Misericordia se ha llevado a 1,100 personas.

 

Una fe sin obras es una fe muerta

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. (Mateo 5,7).

El Señor dice: “Te doy tres formas de ejercer misericordia al prójimo: la acción, la palabra, y la oración. En estas tres formas está contenida la plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor hacía Mí” (Diario, 742).

“En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicieron conmigo” (Mt 25, 35-40).

En el Evangelio de San Mateo 5. 1-2 se señalan las Bienaventuranzas, es de allí de donde se derivan las 14 Obras de Misericordia, (7 corporales y 7 espirituales).  Para poder cumplir con este pedido del Señor, el Ministerio de la Divina Misericordia realizamos las siguientes actividades:

Reunión el último miércoles de cada mes a las 6:00 p.m., en la casa de la coordinadora. Inicialmente oramos y alabamos al Señor.  A la luz de las Sagradas Escrituras tenemos una formación preparada por las integrantes del grupo.  Acogemos testimonios de personas que han recibido la bendición de un milagro del Señor en sus vidas.

Visitamos hogares que estén atravesando alguna situación dolorosa con el fin de llevar un mensaje de amor y de solidaridad. Por ejemplo, a personas que padecen una enfermedad terminal, se les da apoyo espiritual y, en ocasiones, material, debido a sus necesidades de alimentación, medicamentos, gastos de transporte para recibir sus tratamientos.

En diciembre se desarrolla un proyecto y se “adoptan” a 40 familias en pobreza extrema, a quienes se les entrega comestible, juguetes y ropa, todo esto en nombre del Señor.

 

Una edificante misión por amor a la Divina Misericordia

La misión principal del Ministerio es dar a conocer los deseos del Señor, revelados a Santa Faustina:

Propagar la Devoción y Venerar la Imagen.

“El alma que venere esta imagen no perecerá.” (48)  es la promesa de salvación  eterna. “También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre el enemigo” (48) “Yo mismo defenderé  como mi gloria” en la hora de la muerte. (48) Promesa de muerte feliz.

Celebrar la Fiesta de la Misericordia

“Ese día se derrama todo un mar de gracias sobre las almas que se acerquen al manantial de misericordia, porque ese día están abiertas las compuertas Divinas a través de las cuales fluyen las gracias. Que ninguna alma tema acercarse a mí, aunque sus pecados seas como escarlata.

La Hora de la Misericordia

Jesús encomendó venerar la hora de su muerte. El mismo la llamó “la hora de la gran misericordia para el mundo entero” (1320).   Promesa: “A esa hora –  dijo Jesús a esa hora nada le será negada al alma que lo pida por los méritos de mi pasión “. (1320).

La Novena

El Señor pide que la Novena sea rezada junto con la coronilla a partir del viernes Santo.  Nos pide que recemos por el prójimo y por el mundo entero.

La Coronilla a la Divina Misericordia

“Por el rezo de esta coronilla me place conceder todo lo que mi pidan” (1541). “A través de ella obtendrás todo lo que me pidan” (1541).

“A través de ella obtendrás todo, si lo que pides está de acuerdo con mi voluntad. “ (1731).

“Los moribundos recibirán la misma gracia de conversión y de perdón de los pecados si otras personas rezan esta coronilla junto su lecho”. (811)

 

Coordinadora:  Xennia Montero Fonseca

Contacto: Teléfonos: 8718 6137/2556 4494

Correo electrónico: bufetemontero@gmail.com

 

 

Compartir
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter