Jesús nos demuestra una vez más su gran amor

 

La Iglesia Católica dedica el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús para que los fieles veneren, honren e imiten más intensamente el amor generoso y fiel de Cristo por todas las personas.

Es un mes donde se le demuestra a Jesús a través de las obras cuánto se le ama, correspondiendo a su gran amor demostrado al entregarse a la muerte por sus hijos, quedándose en la Eucaristía y enseñando el camino a la Vida Eterna.

Sobre esta fiesta, el Papa Emérito Benedicto XVI afirmó, que “al ver el corazón del Señor, debemos de mirar el costado traspasado por la lanza, donde resplandece la inagotable voluntad de salvación por parte de Dios, que ha encontrado en el símbolo del corazón traspasado, su expresión histórico devocional, la cual sigue siendo imprescindible para una relación con Dios”.

La Devoción al Corazón de Jesús existe desde inicios de la Iglesia, desde que se meditaba en el costado y el corazón abierto del Señor, pero la devoción se comenzó a manifiestar más intensamente, a partir del 16 de junio de 1675, cuando  el Hijo de Dios se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque y le mostró su corazón rodeado de llamas de amor, coronado de espinas, con una herida abierta de la cual brotaba sangre y agua.

Santa Margarita escuchó al Señor decir: “he aquí el corazón que tanto ha amado a los hombres, y en cambio, de la mayor parte de los hombres recibió ingratitud, irreverencia y desprecio”.

De ese corazón abierto de Jesús, nació la Iglesia y por ese corazón se abrieron las puertas del cielo.

La Iglesia hizo tradición consagrar el mes de junio a la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, fijando la fecha en el Calendario Litúrgico para el viernes siguiente a la celebración del Corpus Christi.  El culto al Sagrado Corazón de Jesús se considera, en la práctica como la más completa profesión de la fe cristiana.

Pidamos a Dios que esta devoción más que un impulso de devoción personal, nos mueva en todo tiempo, a elevar con frecuencia nuestra mirada al corazón abierto del Salvador.

Jesús le dijo a la santa Margarita María Alicoque:  “Quienes oran con devoción al Sagrado Corazón de Jesús, recibirán muchas gracias divinas.”

 

Escrito por: Otoniel Diaz

Compartir
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *